Cal Rialla era una pequeña casa de campo situada en el centro del pueblo de Llívia, que mi bisabuelo, Joan Vigo, compró y pasó a mi abuelo, luego a mi madre y actualmente mí.

Según me había explicado mi abuelo, el nombre inicial de la casa era Ca la Japona, pero la compró un señor que le decían «el Rialla» y a partir de ahí la casa adquirió el nombre de «Cal Rialla».

La pequeña casa de campo que disponía de una vivienda, pajar, cuadra y era se ha rehabilitado transformándola en una casa con dos alojamientos de turismo rural.

Los alojamientos tienen un nombre relacionado con Llívia, uno de ellos es l’Enclau, ya que el municipio de Llívia se encuentra situado en territorio francés debido al Tratado de los Pirineos en 1659. Y el otro alojamiento se llama El Castell, que su nombre proviene del monte donde se encuentran las ruinas del antiguo castillo y que en sus pies está el pueblo de Llívia.

Los dos alojamientos son dúplex situados uno sobre el otro, de manera que se puede alquilar la casa entera o bien los alojamientos por separado.

 

Lourdes Oliu
Propietaria